New Financing Choices Develop Alternatives to Defend World’s Coastal Wetlands

[ad_1]

Humedales costeros como marismas, manglares y pastos marinos juegan un papel clave en la regulación del clima, albergando importantes reservas de carbono en sus suelos, además de secuestrar más carbono de la atmósfera que lo que haría la misma área de bosque terrestre. Conservar y restaurar los manglares a nivel mundial podría generar un retorno de la inversión de 3.700 millones de dólares estadounidenses por año basándose únicamente en sus valores de carbono.

Y, sin embargo, puede que este ni siquiera sea su servicio más valioso: los manglares, por ejemplo, reducen las inundaciones anuales para más de 18 millones de personas en todo el mundo, y la pérdida de estos ecosistemas podría resultar en 82.000 millones de dólares en pérdidas debido a daños por inundaciones.

Los humedales costeros también brindan oportunidades de ecoturismo y alimentos, purifican el agua, amortiguan la escorrentía y la descarga de los ríos y sirven como hábitat para una variedad de especies, lo que a su vez ayuda a sustentar las comunidades locales y las culturas tradicionales.

A pesar de sus muchos valores, los humedales costeros se han perdido, degradado o muy modificado en todo el mundo. Según los expertos, se ha perdido un promedio del 54% al 57% de los humedales naturales en todo el mundo, y algunas regiones experimentan una pérdida de hasta el 90%.

Hasta ahora, las inversiones en la protección de los humedales costeros han sido insuficientes para evitar su pérdida y degradación continuas. Pero la acción renovada sobre el cambio climático y el reconocimiento más amplio de los múltiples beneficios que brindan estos ecosistemas han llevado a un conjunto emergente de nuevas oportunidades de financiamiento.

Liderando esta carga están Seychelles, Belice, y Costa Rica, todos los cuales han asumido recientemente importantes compromisos para conservar, gestionar y restaurar sus humedales costeros a través de sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) actualizadas al Acuerdo Climático de París. Cada NDC representa las promesas que hace un gobierno para abordar el cambio climático; Debido a que los humedales costeros secuestran y almacenan tanto carbono, protegerlos ayuda a los países a reducir sus emisiones netas de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, la escasez de financiación sigue siendo una de las principales barreras para garantizar la protección de los humedales costeros.

, New Financing Choices Develop Alternatives to Defend World’s Coastal Wetlands

Durante un proyecto de investigación en Belice, Stacy Baez de Pew toma muestras de suelo de un bosque de manglares. El seguimiento del carbono almacenado en los suelos de los manglares proporciona información elementary para desarrollar soluciones de financiación del carbono.
Cortesía de la Dra. Stacy Baez

Los estudios han demostrado que restaurar manglares, pastos marinos y marismas a sus niveles históricos para el año 2050 costaría entre US $ 27 mil millones y US $ 37 mil millones por año; detener la precise degradación de estos hábitats supondría un aumento de los costes.

Una de las razones del déficit de financiación hasta la fecha es que muchos de los servicios que prestan los humedales costeros no generan beneficios económicos, a pesar de que son valiosos y la inversión en ellos generaría beneficios positivos para la sociedad. Sin embargo, algunos beneficios de los humedales costeros, por ejemplo, el mantenimiento de áreas naturales saludables para el turismo y la pesca comercial, pueden estar directamente relacionados con la actividad económica.

Los inversores también pueden percibir los proyectos de humedales como inversiones de alto riesgo; esto no se ve ayudado por la relativa escasez de casos de éxito demostrados. Esto ahora está comenzando a cambiar, con proyectos de inversión en humedales costeros que maduran en Colombia, Keniay en otras partes del mundo.

Además, la incertidumbre regulatoria y authorized, como los derechos de propiedad poco claros y las políticas cambiantes, pueden complicar la viabilidad de los proyectos.

Financiar la protección de los humedales costeros requerirá que los gobiernos se comprometan a canalizar una financiación adicional significativa a la diversidad biológica y trabajar para crear planes nacionales de financiación de la diversidad biológica en el marco posterior a 2020 del Convenio sobre la Diversidad Biológica, que se finalizará a principios de mayo en Kunming, China. .

Estos son algunos de los mecanismos de financiamiento que podrían ayudar a llenar esta brecha de financiamiento y se espera que crezcan con el tiempo:

  • Presupuestos gubernamentales nacionales. Esta es actualmente la mayor fuente de financiación, especialmente en los países más ricos.
  • Infraestructura pure. A medida que los propietarios, las aseguradoras y los gobiernos municipales comienzan a darse cuenta de cuánta protección de activos brindan estos ecosistemas, se vuelve más claro que invertir en ellos como “infraestructura verde”, para complementar las inversiones en infraestructura construida, es una opción inteligente.
  • Inversión de impacto. Estas inversiones privadas buscan generar impactos sociales y ambientales positivos y medibles junto con un retorno financiero.
  • Bonos y préstamos verdes. Estos instrumentos de deuda y préstamos emitidos por organizaciones públicas o privadas recaudan capital para financiar proyectos que generan impactos ambientales junto con retornos financieros.
  • Mercados de carbono y pagos por servicios ecosistémicos (PSA). Los programas de crédito de carbono u otros esquemas de PSA son formas de establecer un valor financiero tangible para los servicios prestados por los humedales costeros, incluido su valor de mitigación climática.
  • Filantropía y oayuda al desarrollo del verso. Esta fuente es de menor magnitud que otras fuentes, pero puede ser más versatile, persiguiendo objetivos no financieros como la biodiversidad y los medios de vida locales, y puede respaldar proyectos en etapas anteriores de lo que los inversores privados considerarían de otra manera.
  • Financiamiento combinado. Este mecanismo utiliza fondos filantrópicos y del sector público para asumir parte del riesgo del proyecto y hacer que las inversiones sean más atractivas para los inversores privados, movilizando así mayores flujos de financiamiento.

Los países varían ampliamente en su historial de aprovechamiento de estas oportunidades; los puntos brillantes incluyen el reciente acuerdo de financiación combinada mejorar la gestión de la Reserva Marina del Atolón Turneffe en Belice; El trabajo en curso de Costa Rica para explorar un esquema de PSA para sus manglares; y Seychelles canje de deuda por naturaleza y emisión de bonos azules.

Pew está trabajando con la firma consultora de investigación Silvestrum Local weather Associates y otros para brindar orientación a los gobiernos de Belice y Seychelles sobre los instrumentos y estrategias de financiamiento disponibles para ellos, y para brindar a los inversionistas información sobre oportunidades de inversión para los humedales.

Los países pueden generar beneficios reales para su gente, la naturaleza y el clima international protegiendo los humedales costeros. Un esfuerzo concertado de los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado puede ayudarlos a encontrar el financiamiento para aprovechar esta oportunidad.

Peter Edwards es un funcionario del programa de ciencias de la conservación de The Pew Charitable Trusts, y Keith Lawrence es un funcionario superior de la unidad de conservación internacional de Pew.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta