INVU Planes, 10 maneras de ahorrar con los Planes INVU para comprar una casa

Descubre las 10 maneras de ahorrar con los INVU Planes para poder comprar tu vivienda desde el 7% anual fijo en colones. Sin fiadores.

Los Planes INVU están destinados a facilitar el acceso a la vivienda en Costa Rica. De hecho, los trabajadores independientes de entre 25 y 35 años son los principales demandantes de este plan de ahorro nacional que brinda unas tasas de rentabilidad excelentes. Pero ¿sabes cuáles son las mejores formas de ahorrar a través de ellos? Aquí te lo vamos a explicar.

Cómo ahorrar para comprarte una casa a través de los Planes INVU

Aunque muchos no lo sepan, no hay una única manera de ahorrar el dinero suficiente como para adquirir una casa en propiedad a través de los Planes INVU. Aquí queremos hablarte de 10 fórmulas diferentes. Puedes utilizar una o varias de ellas. Todo depende de tus necesidades y características como inversor:

  1. Asegúrate de cumplir los requisitos de los INVU Planes. Comencemos por el principio. No podrás aprovecharte de las ventajas de ahorro que ofrecen estos planes si no cumples con sus criterios. Estos son diferentes en función de si lo que buscas es adquirir una vivienda o un lote, o de si lo que realmente necesitas es construir o remodelar una propiedad.
  2. Establece la duración del Plan INVU idónea para ti. Existen seis modalidades. Si fijas que la duración de tu Plan INVU sea de 2 años, disfrutarás de un 35 % de rentabilidad. Asimismo, si te acoges al de tres años, obtendrás un 30 %. Los de 4, 5, 7 y 10 años ofrecen un 25 %. Evidentemente, para que te resulte lo más beneficioso posible, has de se elegir uno todo lo corto que puedas. Aunque, claro está, será algo que dependerá de tu edad y de tus recursos económicos.
  3. Márcate un objetivo. Ten en cuenta que los Planes INVU pueden ir de los 10 millones hasta los 155 millones de colones. Ese es el mínimo y el máximo. Trata de llegar a la cifra más alta que te resulte posible.
  4. Baraja la opción de comprar un Plan INVU. Hay usuarios que, a pesar de haber estado un tiempo ahorrando, deciden prescindir de él. Es lo que se denomina contrato maduro. Con estos contratos maduros la principal ventaja de apostar por esta opción es que reducirás el tiempo que deberá pasar antes de poder comprar la vivienda. Eso sí, deberás disponer del montante del plan acumulado por el ahorrador que te lo vende.
  5. No te saltes las cuotas. Planifica tu presupuesto de modo que puedas pagar la cuota cada mes. Ten en cuenta que, si llega el momento de afrontar el pago y no tienes dinero suficiente, esa mensualidad no será incorporada al plan en su conjunto hasta que no abones su importe en su totalidad.
  6. Cuanto antes lo hagas efectivo, mejor. Es cierto que los INVU Planes de mayor duración no pueden hacerse efectivos hasta que no han transcurrido, al menos, dos años desde su contratación. Sin embargo, hacerlo efectivo con antelación te brindará la posibilidad de acceder a la casa que deseas antes de que suba de precio, lo que te obligaría a recurrir a fórmulas de financiación adicional.
  7. Busca asesoramiento personalizado. Los Planes INVU están a disposición de todos los usuarios que quieran hacer uso de ellos. Pero, para poder disfrutar al máximo de sus ventajas, se antoja indispensable contar con los servicios de profesionales especializados. Puede parecerte una inversión inicial innecesaria, pero lo cierto es que la amortizarás en muy poco tiempo.
  8. Calcula previamente tu cuota. Hay multitud de herramientas que te permitirán hacerlo. Así podrás establecer el plazo de amortización y la cantidad que deberás pagar mensualmente según tu presupuesto.
  9. Trata de no pedir devoluciones. La razón es simple. El dinero siempre va a ser tuyo aunque dejes de pagar el plan. Pero, si por cualquier motivo quieres cancelarlo antes de que llegue a su conclusión y puedas pedir la financiación, recibirás un 4 % de penalización. Así que tómatelo como una decisión sobre la que no debes dar marcha atrás.
  10. Ten paciencia. En mayor o menor medida, los planes INVU te requerirán bastante tiempo antes de poder disfrutar de tu nueva casa o de la remodelación de la que ya tienes. No te dejes llevar por las prisas y tómatelo con calma. Así podrás ahorrar por otras vías mientras tanto.

¿Qué sucede con el financiamiento posterior?

Bien, ahora que ya tienes un buen número de fórmulas mediante las cuales ahorrar a través de los Planes INVU, llega el momento de que sepas qué pasará cuando cumpla el plazo establecido y puedas usar el dinero para adquirir la vivienda, construir una nueva o realizar la remodelación.

En concreto, una vez acabado ese lapso de tiempo, llegará el momento de financiar lo que reste de tu vivienda. Los Planes INVU te permitirán hacerlo en plazos que irán entre los 4 y los 12 años con unos tipos de interés muy ventajosos. Es decir, como máximo, pagarás tu nueva casa durante 22 años. Una cifra muy alejada de la mayoría de hipotecas concedidas por los bancos, que suelen contemplar plazos de amortización de hasta 40 años y con tipos de interés variables.

En definitiva, los Planes INVU llevan más de seis décadas ayudando a costarricenses como tú a ahorrar la cantidad de dinero que necesitan para comprar una vivienda, remodelar la que ya poseen o construir una totalmente nueva. Sin duda, una cantidad de tiempo que avala su eficacia y que demuestra el grado de confianza que puedes depositar en ellos. Así que, si eres un trabajador independiente y quieres estabilidad para ti y para tu familia a través de ellos, este es el momento de hacerte con el más acorde a tus posibilidades.

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin