INVU – Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo –Requisitos para préstamo Ahorro y Préstamo.

Muchas gracias por su paciencia, este es el premio a su esfuerzo. Felicidades por su deseo de formalizar un crédito con el INVU.

Comienzo a explicar: el proceso de solicitud de un crédito dura algunas semanas e inicia con la solicitud del Estudio de Maduración de los Contratos. Este se puede hacer cuando ya se ha ahorrado la última cuota, se llena el formulario (Solicitud de Estudio de Maduración), se depositan 2000 colones (por cada contrato) en la cuenta del INVU y las imágenes se envía al correo maduraciones@invu.go.cr junto con la imagen de su Cédula de Identidad Vigente. Es una buena práctica cancelar 2 meses antes de la conclusión -en tiempo de los contratos- las cuotas restantes y solicitar el estudio, para de esta forma ir ganando tiempo.

Los números de cuenta: 

Banco Nacional: 

IBAN:CR86015100010010531401

Banco de Costa Rica

IBAN:CR60015201001023686921

Cédula jurídica: 4-000-042134

Con el Estudio de Maduración positivo, ya es posible llenar la solicitud de crédito y presentar los documentos en la Plataforma de Servicios en Oficinas Centrales. Mi mejor recomendación es siempre asesorarse con su abogado y un ingeniero de confianza antes de firmar cualquier papel. Como reza el dicho, “uno no puede enamorarse de la primera propiedad que vea”.

Es necesario hacer un proceso serio y en frío  que le permita tomar una muy buena decisión. La ubicación geográfica, la cercanía al centro del área poblacional más próxima, acceso a servicios básicos, supermercados, iglesias, parques, centros recreativos, escuelas y colegios, etc, son los ámbitos que determinan el valor de buena parte de la inversión en vivienda.

Normalmente no escogemos ni lo más caro ni lo más barato, sino lo que realmente necesitemos, con eso podemos ir acomodando las cosas para el futuro y tener los cimientos reales para un buen proyecto. El “pagar caprichos” no es la mejor opción: es necesario valorar varias opciones antes de tomar una decisión. Uno normalmente paga más por las mejores ubicaciones, así que es bueno tener un claro panorama de lo que se desea para el futuro, ya que la seguridad es sumamente importante.

Pasos a seguir

El primer paso normalmente es la selección de lote; este debe tener disponibilidad de agua y luz eléctrica para que pueda tener viabilidad residencial y el Uso de Suelo, que da la municipalidad local, indica que se puede construir en dicho lote. Este elemente es muy importante y define mucho de lo que se pueda hacer ahí. Da el área máxima a construir, niveles de construcción, retiro frontal, lateral, posterior, tipo de construcciones y usos permitidos. Es la “guía básica” para que el Ingeniero o Arquitecto pueda definir los alcances del proyecto.

El uso adecuado de un presupuesto es un elemento básico por excelencia que permite que el proyecto  pueda llegar a buen término. Esto definirá que tan lejos podamos llegar en cada etapa. El Sistema de Ahorro y Préstamo del INVU permite que se haga todo en forma completa o bien por partes en este proceso: por ejemplo, se puede empezar comprando un lote, después construir la casa hasta un nivel habitable, continuar con acabados, hacer una ampliación o remodelación etc. En fin, puede ir creciendo junto con la familia.

La selección de lote es primordial. Es como construir en roca versus en arena. Entre más plano esté el lote, lejos de ríos o quebradas, cerca de la carretera principal, casetas de seguridad, parques infantiles, áreas comunes, piscina o área de camping, darán un mayor valor al lote. Para esto hay de todos los gustos y colores, simplemente estudie otras opciones y escoja aquella que le dé mayor satisfacción a usted como persona o a su familia. Y que le asegure seguir creciendo en el futuro, además de permitir la ampliación o la mejora del lote.

Particularmente me gusta el lote que esté en verde, es decir, donde haya todavía cafetales y que uno pueda nivelar y dar forma con máquina de construcción, pues así uno sabe que tan buena es la tierra sobre la que se construirá. Al realizar este movimiento de tierra, el terreno normalmente gana más de un 15% de valor en comparación al terreno en verde. También da posibilidad de nivelarlo de tal forma que permita que las aguas circulen más fácilmente. Con esto se pueden ir disminuyendo costos constructivos en las siguientes etapas e  inclusive, se puede dejar listo el área para el tanque séptico.

A tener en cuenta en la construcción

Lo barato sale caro en materia constructiva y entre mejores materiales se usen, más va a durar la construcción y mejor se comportará en caso de siniestros, con lo cual podríamos salvar incluso la vida. El monto del presupuesto y la realidad de la familia son claves para se pueda diseñar la casa. O comprar un paquete llave en mano e inclusive un proyecto terminado. La mayor ganancia está en realizar una construcción completa, desde lote a terminación de casa, pues esto permite conocer a ciencia cierta de qué y cómo está hecha la casa.

Seleccionar acabados, dimensionar los cuartos, baños, cocina, alacena, cocheras y área verdes: es decir, que esté hecha a sus gustos y necesidades, que permita remodelación o ampliación en el futuro. Entre más desarrollada sea la zona, más se pagará por el lote. También esto da opción a comprar algo grande y pagarlo entre varios familiares, para optimizar mejor el precio.

En cuanto a la construcción, lo mejor es contratar una empresa o maestro de obras que la realicen por contrato y no por horas, pues duran mucho e incrementan los costos de las mismas. Se debe buscar las mejores recomendaciones para no tener dolores de cabeza. Es preferible que la planilla de la CCSS esté a nombre de la constructora o maestro de obras para evitar riesgos futuros, así como la Póliza de Riesgos de Trabajo, que si la saca la empresa constructora tiene hasta un 25% de bonificación. Los pagos al contratista o constructor deben ser contra avance de obra y siempre deben ser depositados en la cuenta de este contratista para permitir una trazabilidad clara de los pagos.

Es necesario amarrarse al presupuesto inicial, a los acabados solicitados y manejar lo más estrictamente posible el presupuesto para poder llegar a buen término. Si sobrara, se pueden hacer algunas cosas adicionales, pero no antes, pues se corre el riesgo de no concluir el proyecto. Siempre es bueno y razonable cotizar todo lo que se vaya a comprar, pues si se buscan los mejores descuentos, en algunos lugares existe una pequeña diferencia si se paga en tarjeta o en efectivo.. Siempre se debe tener una lista de los materiales y el tiempo necesario para comprarlos.

Compra de materiales

Trate de no “salir corriendo” cada vez que falte algo pequeño, pues estos viajes incrementarán sus costos totales de transporte y pueden ser un desperdicio de su valioso tiempo. El profesional responsable de la obra debe planificar con usted cada semana, cuáles y en qué cantidad se deben comprar los materiales para evitar el desperdicio y el robo. Cuando se hacen los planos en AutoCAD, el sistema brinda la posibilidad de darle un listado de materiales necesarios para hacer la obra; esta puede ser una buena guía para ir haciendo las compras.

Trate de tener un almacenamiento pequeño de materiales, para que no sean tentados los “amigos de lo ajeno”. Nunca compre en el primer lugar o el más cercano a la construcción; hay que caminar, comparar y decidir entre varias opciones. Tómese su tiempo para hacer la mejor elección. Es un proyecto para muchos años. Si compra buenos materiales, tendrá más tiempo antes de tener que estar haciendo mantenimientos o invirtiendo en más mano de obra. Por eso es mejor hacer algo de calidad de una vez.

Si compra el lote, la casa o paga hipoteca, el pago lo hace el INVU de una sola vez, sea con cheque o por transferencia en menos de 48 horas. En el caso de la construcción va conforme el avance de la obra a su cuenta bancaria para que pueda ir haciendo los gastos en forma paulatina. La inspección por parte de perito del INVU se realizará por lo menos cada 15 días; siéntase en la libertad de llamarlo y decirle cuándo piensa que es buena la visita, pues también se necesitan unos días para que el INVU gire más dinero a su cuenta y continúe el proyecto. Siempre se recomienda tener un fondo de emergencia o de imprevistos, para cualquier eventualidad que pueda surgir.

Compre lo que vaya necesitando y hágalo de una etapa a la vez. Los requisitos siguientes son un buen ejemplo de lo que solicita el INVU en este momento.

Estamos para servirle y deseo que disfrute mucho de su inversión.